viernes, 22 de julio de 2011

San Miguel del Progreso, en Puebla... la distancia entre los discursos y las realidades



Algún día iré a San Miguel del Progreso, en Puebla. Irónico nombre para una población que se dice la más pobre de México, según los “papelitos” que reparten algunas personas en el sistema de transporte colectivo Metro, en la Ciudad de México.

La llamada “literatura gris” siempre me ha causado una particular impresión. Son como las historias que viajan de boca en boca y que a la postre pueden convertirse en milenarias leyendas. Después de centenares de años nadie sabe con certeza cómo empezó todo, quiénes fueron los autores, por qué empezó, aunque se pueda constatar el impacto de algunas historias en las culturas de los pueblos, o incluso del mundo entero, como lo ha sido la mismísima biblia (¡Oh!, el corrector de la computadora me señala con rojo la palabra, ¿qué tengo que escribir con mayúscula la primera “B” de “biblia”? ¡Caray, así de grande es el impacto!).

Los papelitos, panfletos, folletitos, volantes, plieguitos, o simples copias, son un tipo de impresión del que se han valido, principalmente, los grupos sociales que no están en una posición de poder que les permita con más facilidad acceder a medios más sofisticados y acordes a las normas; de hecho, con frecuencia, si no tienen fines comerciales, son generados por grupos subversivos contrarios al sistema imperante. Dado que precisamente son de “grupúsculos”, o se ven simplemente como basura, pocas veces se conservan.

Yo he colectado desde hace más de cinco años unos papelitos como los que coloqué al inicio del blog. Tengo casi 40. Procuro anotar en cada uno el día que lo colecté, en donde y una somera descripción de a quién se lo compre (una mujer, un niño, un hombre mayor, etc.).

La gran mayoría indican que vienen de Puebla. Muchos, realmente muchos, son de San Miguel del Progreso, donde al parecer siempre han estado mal. El Huracán Dean los azoló en agosto de 2007, como se lee. En otro papelito (no está aquí), dice “… nos afectó ceniza el día viernes 8 de enero del año 2010 todo seco el café y las milpas nos dejó sin nada…” En el año 2011 intensas lluvias. Parece que San Miguel está condenado a no tener progreso...

Para colmo de males revisé qué aparecía en el buscador. En un sitio especial que parece ser turístico presentan a San Miguel del Progreso, y describen así a su población indígena: “Habitantes indígenas en San Miguel del Progreso. 1960 personas en San Miguel del Progreso viven en hogares indígenas. Un idioma indígeno hablan de los habitantes de más de 5 años de edad 1602 personas. El número de los que solo hablan un idioma indígena pero no hablan mexicano es 397, los de cuales hablan también mexicano es 1197”. Ni hablar del discurso visual, coloco aquí la foto.



¡¿Quién redactó eso que está en internet?! Acaso la misma persona que escribió los papelitos que traen a la Ciudad de México para pedir dinero en el Metro. Como podemos ver hasta este punto, son contradictorios los discursos de los papelitos con cuando menos la foto publicada en internet, y con seguridad si acudimos a la realidad los hechos serán diferentes. La foto es hermosa, incluso muestra "progreso", observe la parte superior izquierda de este última foto, hay una antena de SKY.

Sin embargo, parece que van “mejorando” mucho en su discurso las personas que vienen a pedir dinero en el Metro. Uno de los últimos papelitos que recibí es como el verde (no, no está mal su monitor, el color es así, de “ese” verde). Sólo habla de la sierra norte de Puebla y su argumentación está más elaborada: “… pero somos el resultado de una historia que un gobierno nos esclavizó durante quinientos años.”

Tengo papelitos escritos a mano, de todos tamaños, colores, tipografías y prácticamente todos están impresos en papeles de colores chillantes (amarillo, morado, rojo, azul, naranja y por supuesto, verde). Estadísticamente la gran mayoría explican que vienen de Puebla.

Algún día daré mi siguiente paso e iré más allá del papelito: dialogaré con alguna de las personas que los entregan en el Metro, o más aún, iré en busca de esa paradisíaca palapa que aparece en la fotografía, iré a San Miguel del Progreso, en Puebla.

Entonces les contaré.

7 comentarios:

Concepción dijo...

Hallo Libia,

me parece muy interesante tu colección de papelitos. La última vez que visité a mis padres, me encontré con un hombre muy viejo, vestido con ropa de manta, en el mercado y me ofreció uno de esos papelitos a cambio de una moneda. Era un papel en color blanco, normal, fotocopiado. En lugar de guardar o tirar el papel, me puse a leerlo. Describía, efectivamente un problema de la región cafetalera de Puebla, pero no mencionaba el nombre del pueblo. Eso si me llamó la atención. Seguí haciendo las compras en el mercado (Sobre Ruedas de los domingos entre San Fernando e Insurgentes, frente a Plaza Cuicuilco.) De pronto me topé de nuevo con el hombre y si le pregunté, de qué pueblo venía. El me dijo, pero debo confesar que lo he olvidado. Me explicó más cosas sobre las condiciones en las que viven los jornaleros de la Sierra. A mí me pareció demasiado coherente.

Es cierto que existe todo un sistema detrás de los papelitos. Puede ser que se trate, como dices de grupos políticos o de un negocio que explota la compasión. Sin embargo, considero que lo del nombre del pueblito es lo de menos, pues le podemos poner el nombre que sea, ya que en miles y miles de pueblos en el país, la situación es similar, muy difícil.

Por lo mismo no creo que exista una distancia tan grande entre el discurso y la realidad en la que viven las personas que venden los papelitos. La foto de la palapa corresponde, seguramente a otra realidad, que tal vez comparte la misma posición geográfica, pero que nada tiene que ver con la forma de vida, o de sobrevivencia, de la población campesina y jornalera de esa región. A mí me parece más sospechosa la información de la página web con la foto y las informaciones sobre población indígena, que los papelitos mismos.

A mí también me gustaría buscar San Miguel, tal vez nos ponemos de acuerdo y nos lanzamos juntas a la investigación de campo. Qué te parece?

Hasta pronto
C.

Libia E. Barajas dijo...

¡Excelente propuesta Concepción! ¡Salgamos juntas a la investigación de campo! Tienes toda la razón al argumentar que acaso el título y lo que escribí sobre los discursos y la realidad "real" no es el adecuado. Sin embargo, cuando uno se entera de cómo funcionan algunas redes en las que utilizan a las personas para la mendicidad, tomo un poco de distancia y procuro tener precaución, quizá por eso no sé la realidad "real. Pero en fin, viajemos a Puebla, y constatemos por nosotras mismas. ¡Gracias por tu atenta lectura y tu mensaje, como siempre!

Software Web dijo...

Una muy buena iniciativa, una propuesta que promete mucho para un lugar tan espectacular como este mil éxitos.

julio dijo...

Hola ! Mi nombre es Julio tengo algunas de las respuestas a sus preguntas. Soy médico general en el 2006-2007 realice el servicio social y precisamente fue en la sierra norte san Miguel del “progreso” puebla, el municipio es Huitzilan de Serdán, hace 2 años no regreso y pues en ocasiones reviso la red a ver si hay noticias de san miguel, . Ubicado en la sierra norte en puebla, muy cerca de Veracruz, el lugar es hermoso, montañas llenas de verde por todos lados, neblina en las mañanas y el clima es cálido, la gente es muy reservada si no son conocidos, la gente de la tercera edad usa ropa blanca de manta como en la época de la revolución, huaraches , todos hablan dialecto náhuatl aunque los niños y jóvenes hablan también español, la pobreza esta por todos lados . Viví con ellos durante un año hice muchos amigos aprendí muchas cosas. Con respecto a los famosos papelitos es cierto yo sé que de ahí parte mucha gente a la ciudad a pedir dinero, no sé si este bien o mal pero creo que el hambre empuja a…. Cuando hagan su viaje me cuentan. Si desean otros datos mi correo es: jul_71_@hotmail.com

Ilán dijo...

Estimada Libia,
Me interesa mucho tu proyecto de recolección de papelitos, pues yo estoy realizando el mismo ejercicio, con el fin de realizar una serie de obras plásticas que den cuneta de este fenómeno.
Por mi cuenta y gracias al apoyo de mis alumnos de la Esmeralda, he podido recolectar hasta la fecha 19 papelitos. Sin embargo, mientras más tenga, más completa será la serie de obras.
Te interesaría colaborar en mi proyecto?
Me encantaría poderlo comentar contigo.



Saludos

Ilán Lieberman

Libia E. Barajas dijo...

Julio, ¡gracias por tu mensaje! Disculpa que hasta hoy responda. Es una gran noticia que nos confirmes que es un hermoso lugar. En verdad veremos la manera de ir, ¡gracias de nuevo!

Libia E. Barajas dijo...

¡Qué intesante Ilán! ¡Otro proyecto con esta misma fuente! Con gusto lo comentamos. Yo estoy en la UNAM. Debo tener más de 30 papelitos, de todas formas, colores y discursos. ¡Ojalá nos comuniquemos pronto!¡Gracias por tu mensaje!